AMANECER

Armando y Elvira

Pinturas Amanecer necesitaba decir fuerte y claro que la marca había estado presente en el mercado desde 1937. Terminada la representación de Alba, ese mismo año, Amanecer debía situarse en el corazón de la gente, sin atisbo de dudas acerca de quién era la marca protagonista desde los inicios.